Libro Psicología para ganar dinero y tranquilidad con la Bolsa de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Libro Educación financiera avanzada partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Libro Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Artículos de Bolsa (Estrategias de inversión)

Cómo diversificar internacionalmente

La Bolsa española es una de las más baratas (en cuanto a costes de operación), eficientes y transparentes del mundo. Además, muchas empresas españolas se encuentran entre las más sólidas y mejor gestionadas del mundo. Por tanto es lógico que una gran parte del patrimonio de un inversor español esté en la Bolsa española.

Es razonable querer tener un cierto grado de diversifiación geográfica, buscando diversificar el riesgo del patrimonio y/o una mayor rentabilidad. Entre las bolsas desarrolladas hay varias posiblidades. Las más importantes son la zona euro, el Reino Unido y los Estados Unidos.
En la zona euro no hay riesgo divisa a diferencia de lo que ocurre en Reino Unido y Estados Unidos, donde el resultado de la inversión dependerá no sólo de la cotización de las empresas que tengamos en cartera, sino también de la cotización del euro respecto a la libra o el dólar. Esto no hace a unas zonas mejor que otras, sino distintas. Este riesgo divisa puede ir en contra nuestra pero también supone importantes oportunidades, además de conseguir una mejor diversificación a largo plazo, ya que tanto la libra como el dólar son divisas sólidas. La libra normalmente tiene una fluctuación respecto al euro inferior al dólar, por lo que en este aspecto Reino Unido estaría en un punto intermedio entre la zona euro y Estados Unidos.

Tradicionalmente la economía de Estados Unidos tiene un dinanismo y un ritmo de crecimiento superiores a los del Reino Unido y la zona euro. Esto es punto a favor de la inversión en Estados Unidos, ya que el ritmo de crecimiento de beneficios de sus empresas, en conjunto, es superior a las británicas y a las de la zona euro.
Las Bolsas de Estados Unidos son las más grandes del mundo. En ellas están representadas una cantidad de empresas y de sectores superior a cualquier otra Bolsa. En Estados Unidos hay opciones de inversión que no existen en ninguna otra Bolsa .
Al pensar en la diversificación internacional la forma práctica de llevarla a cabo. Para un inversor particular es más facil conocer y seguir la evolución de las empresas de su país que las de otros países. Y a la barrera del conocimiento hay que añadir la del tiempo. Para analizar empresas se necesita tiempo. Seguir a las empresas del propio país es asequible para cualquier persona. Se necesita algo de tiempo pero no mucho y es totalmente compatible con cualquier trabajo o actividad.
Pero si además de analiar las empresas españolas hay que analizar las del resto de la zona euro, y la del Reino Unido y las de USA la cosa se complica. Es muy difícil que una persona norma tenga tiempo para analizar de forma correcta todas estas empresas. Y si se analizan mal el resultado no es que se reduce el riesgo, que era lo que se pretendía, sino que se aumenta por estar invirtiendo en empresas de las que se tiene un conocimiento muy superficial.
Lo normal es que haya que buscar una solución de compromiso para diversificar la cartera geográficamente y no incrementar el riesgo:
  • Si se quiere invertir fuera de España probablemente habrá que limitarse a una de estas zonas. O se invierte en la zona euro, o se invierte en Reino Unido o se invierte en USA. Y una vez elegida una de estas zonas tampoco se pueden analizar todas las empresas europeas o americanas. Habrá que hacer una selección de ellas y conocer bien ese grupo de empresas, ignorando el resto.

  • Utilizar ETF's o fondos de inversión: Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de las 3 alternativas creo que se debe procurar comprar acciones en lugar de ETF's o fondos de inversión, pero para invertir fuera del propio país los ETF's me parecen una opción muy a tener en cuenta incluso por los inversores habituados a invertir en acciones por sus ventajas sobre los fondos de inversión.
Al pensar en diversificar geográficamente también hay que tener muy en cuenta que hay muchas empresas españolas que ya están muy diversificadas geográficamente. Invertir en la Bolsa española no es invertir sólo en España porque hay muchas empresas, especialmente las grandes, que ya obtienen más de la mitad de sus beneficios fuera de España. Esto permite invertir en acciones de empresas que se conocen bien y tener una diversificación geográfica muy importante a un coste muy bajo.

Es muy importante diferenciar entre riesgo y peligro

En el mundo de la Bolsa hay un dicho muy conocido; “a mayor riesgo mayor rentabilidad”.
Creo que interpretarlo literalmente puede llevar a cometer importantes errores.
En primer lugar sería más propio decir “a mayor riesgo mayor expectativa de rentabilidad” porque en el momento de correr el riesgo esa mayor rentabilidad no es algo seguro, sino solamente una posbilidad.
Pero lo más importante en mi opinión es diferenciar entre riesgo controlado y peligro.
El futuro nunca se conoce con una seguridad del 100% (ni en Bolsa ni en ninguna otra actividad) y por eso lo razonable es actuar en base a probabilidades.
A largo plazo lo que mejores resultados suele dar es optar por la alterntiva que, además de ser favorable a nuestros intereses, tenga un porcentaje alto de probabilidades de convertirse en realidad.
Y creo que en base a la probabilidad de que ocurra el escenario más favorable es como se debe distinguir el riesgo controlado del peligro.
Cuando la incertidumbre sobre el futuro de las empresas sólidas y con una buena trayectoria aumenta muy por encima de la media entonces se corre un riesgo controlado. Es lo que sucede en los cracks bursátiles, por ejemplo. El miedo de la mayoría de los inversores hace que se sobreestimen los factores negativos y se ignoren los factores positivos. En esas situaciones lo más probable es que no se cumplan los peores presagios y el miedo de los inversores y la incertidumbre retornen a la media, provocando la subida de las cotizaciones.
Sin embargo, cuando se invierte en una empresa en pérdidas, con mucha deuda, sin un plan de futuro claro, etc. el riesgo pasa a ser peligro porque en estos casos lo más probable no es que la empresa dé un giro radical y se convierta en una magnífica empresa. Puede suceder, y de hecho ha sucedido más de una vez, que una empresa prácticamente deshauciada se reestucture y proporcione rentabilidades espectaculares a los que invirtieron en ella cuando parecía abocada a la quiebra pero este tipo de inversiones no son arriesgadas sino peligrosas.
Se podría decir que también a mayor peligro mayor expectativa de rentabilidad. Pero la diferencia entre riesgo y peligro, como he comentado antes, está en la probabilidad de ganar.
Si un inversor invierte en buenas empresas cuando aumenta la incertidumbre en el mercado lo más probable es que a largo plazo su mayor asunción de riesgo le proporcione esa deseada mayor rentabilidad.
Sin embargo, si de forma sitemática se invierte en inversiones peligrosas es muy probable que la gran mayoría de ellas resulte en pérdidas y el resultado final a lo largo de la vida del inversor sea claramente negativo.

Ventajas de una cartera de valores respecto a los fondos de inversión

Las principales ventajas de la inversión directa en acciones respecto a los fondos de inversión son:
      1) Renta periódica: Una cartera de valores genera una renta por los dividendos que pagan las acciones que forman la cartera. Esta ventaja es importantísima. El dinero obtenido por el cobro de dividendos puede utilizarse con total flexibilidad; reinvertir en la compra de más acciones, destinarlo al consumo o al pago de gastos básicos (electricidad, agua, comunidad de propietarios, etc.), pago de la hipoteca de un inmueble (vivienda habitual, segunda residencia, local para un negocio, inmueble destinado al alquiler, etc.), pago de las letras de un vehículo, etc. Y todo ello sin necesidad de vender las acciones. A lo largo de la vida del inversor el destino de los dividendos puede ir variando con una flexibilidad total dependiendo de sus necesidades y de la etapa de su vida en que se encuentre. Obtener una renta periódica invirtiendo en fondos es muy difícil porque la evolución de los dividendos es mucho más estable y predecible que la de las cotizaciones. Para obtener una renta regular de un fondo de inversión hay que vender participaciones, y eso supone reducir el tamaño de nuestro patrimonio. Por tanto no sería una verdadera renta (como en el caso de los dividendos) sino una desinversión. Además se corre el riesgo de desinvertir en caídas de mercado.
      2) Comisiones más bajas: Las comisiones que se pagan por mantener una cartera de valores son significativamente más bajas que las de un fondo de inversión, y esto tiene una influencia decisiva en la rentabilidad final obtenida. Un fondo de renta variable puede cobrar una comisón total (gestión, depósito, etc.) del 2,00%-2,50%. Hay gente que opina que es una comisión baja porque lo compara con el valor total de la cartera. El problema es que esta comisión se cobra todos los años. La rentabilidad por dividendo de un índice como el IBEX35 no está muy lejos de esas cifras, en algunos momentos puede ser algo superior y en otros algo inferior. Eso supone que el fondo, aproximadamente, se queda con los dividendos cobrados por realizar su trabajo. Para ponerlo en perspectiva imaginemos el caso de un inversor en inmuebles que contrata a un gestor para que le lleve su cartera de inmuebles y a cambio el gestor se queda con todo el dinero obtenido por los alquileres. El inversor mantendría los inmuebles pero no obtendría nada de los alquileres. Además, al invertir directamente en acciones se pueden seleccionar las acciones que paguen dividendos más altos y descartar las que pagan menores dividendos y las que no los pagan, con lo que la rentabilidad por dividendo de la cartera puede ser superior a la del IBEX 35 (o el índice de referencia escogido).
      3) Efecto “manada” en los gestores de fondos: Se llama así a la tendencia que tienen los gestores de fondos a realizar una gestión muy similar a la de sus compañeros, diferenciándose poco del grupo de gestores. La consecuencia es que la inmensa mayoría de los gestores realiza una gestión muy pasiva, obteniendo resultados muy similares ( casi siempre inferiores, como reflejan los estudios realizados sobre el tema) a los del índice que utilizan como referencia. En estos casos la supuesta ventaja de la gestión profesional sobre la gestión que pueda hacer un particular se desvanece hasta quedar prácticamente anulada. Hay varias razones para este comportamiento. Una de las más importantes es que los gestores viven de su sueldo, no de la rentabilidad que obtienen en el mercado. Muchos gestores tienen pluses, bonos y demás, pero la hipoteca, la luz y los colegios se pagan con el sueldo. Si se separan del grupo y aciertan pueden obtener una bonificación más elevada, pero si se equivocan y obtienen una rentabilidad muy inferior a la media pueden ser despedidos. Es evidente que la mayoría prefiere no correr el riesgo, no sólo por la posibilidad de ser despedido sino porque, aún en el caso de superar claramente al grupo, la tensión sufrida día a día hasta lograrlo puede ser muy alta. El inversor particular puede comprar valores que no están de moda (y por tanto han caído significativamente) pero tienen unos magníficos fundamentales y unas buenas perspectivas sin preocuparse de los rankings del próximo trimestre. Al seguir al índice los gestores invierten la mayor cantidad de dinero en los valores más grandes, que no siempre son la mejor opción.
      4) Libertad total para invertir o no: El inversor particular no tiene ninguna obligación de estar comprado en todo momento o de vender si no lo desea. En cambio un gestor de fondos no sólo tiene que estar siempre en mercado sino que puede darse el caso de que reciba mucho dinero para invertir (por nuevas aportaciones de partícipes) en momentos en que preferiría no hacerlo y en otros momentos puede verse obligado a vender (por retiradas masivas de los partícipes) cuando su opinión es que es buen momento para comprar en lugar de vender.
      5) Agilidad para entrar y salir: Un inversor particular puede entrar y salir de un valor en cualquier momento, ya que sus posiciones son ínfimas en comparación con el tamaño del mercado. En cambio un gestor de fondos puede tardar varias semanas, o incluso meses, en entrar o salir de un valor por el gran volumen de dinero que maneja. Esto puede hacer que el gestor obtenga peores precios (para el conjunto de su cartera) de compra y de venta que el inversor particular. Cuánto más pequeño sea el valor mayor es la ventaja del inversor particular frente al gestor del fondo.
      6) Posibilidad de invertir en valores que no están en los índices: La mayoría de los fondos están referenciados a un índice, por lo que ignoran todas aquellas empresas que no pertenezcan a dicho índice. Esto deja fuera empresas muy buenas que por su tamaño o liquidez no cumplen los requisitos para ser incluídas en los índices. En España se pueden citar los casos de CEPSA y Zardoya OTIS, empresas cuya rentabilidad de las últimas décadas está entre las más altas del mercado español y que sin embargo no están en la cartera de muchos fondos por no pertenecer al IBEX 35. Otros fondos sí tienen o han tenido acciones de estas empresas pero en un porcentaje bajísimo, teniendo en cuenta su solidez fundamental, por no estar incluídas en dicho índice. Por otra parte, a veces se incluyen en los índices empresas con una gran capitalización bursátil y mucha liquidez pero cuyos fundamentales y rentabilidad dejan mucho que desear. Un ejemplo de esto último (entre muchos que ha habido, hay y habrá) puede ser Terra. La inmensa mayoría de partícipes de fondos de inversión en España tuvieron una parte de su dinero invertida en Terra durante su caída de 157 a 2 euros, ya que casi todos los fondos tenían acciones de Terra compradas en sus carteras. Muchos de esos fondos, sin embargo, no tenían acciones de Zardoya o CEPSA que tuvieron una revalorización muy por encima de la media mientras Terra caía. Los índices no son una selección de los valores más sólidos y rentables, sino de los más líquidos y con mayor capitalización bursátil. Hay valores muy sólidos que son muy grandes y líquidos pero no es así en todos los casos.
      7) Los índices bursátiles no reflejan los dividendos pagados por las empresas


Ventajas de la inversión directa en Bolsa sobre la inversión a través de ETF's

Básicamente son las mismas que las de la inversión directa en Bolsa frente a la inversión en fondos tradicionales, con las siguientes matizaciones:
      1) Renta periódica: Los ETF's también pagan dividendos, pero los dividendos obtenidos de una cartera de valores serán bastante superiores por 2 motivos:
           I) Las comisiones de los ETF (gestión, depósito, etc.) reducen el dividendo que paga el ETF. Estas comisiones son bastante más altas que las que se pagan por mantener una cartera de valores.
           II) Un ETF representa un índice, y en un índice, junto a empresas de alta rentabilidad por dividendo, también hay empresas que pagan dividendos muy pequeños e incluso empresas que no pagan dividendos. Un inversor que forme su propia cartera de valores puede seleccionar las empresas que más dividendos paguen y que más los aumenten a lo largo del tiempo.
      2) Comisiones: Los ETF cobran unas comisiones más bajas que los fondos tradicionales, pero siguen siendo más altas que las que se pagan por tener una cartera de valores. La diferencia sigue siendo significativa a largo plazo para determinar la rentabilidad total de ambas opciones, aunque es menor que en el caso de los fondos tradicionales.
      3) Efecto “manada”: Sigue siendo una ventaja a favor de la inversión directa en Bolsa. La diferencia entre los ETF y los fondos tradicionales es que la gestión de los ETF es totalmente pasiva (los gestores no toman ninguna decisión, se limitan a replicar un índice) y por eso cobran unas comisiones menores que los fondos tradicionales.
      4) Libertad para invertir: Igual que en el caso de los fondos tradicionales, con la única diferencia de que los ETF replican a su índice en todo momento independientemente de que reciban mucho o poco dnero.
      5) Agilidad para entrar y salir: Igual que en el caso de los fondos tradicionales.
     6) Posibilidad de invertir en valores que no están en los índices: Igual que en el caso de los fondos tradicionales y de forma aún más clara porque los ETF son una réplica exacta de su índice de referencia.

¿Es correcto promediar a la baja?

Promediar, o piramidar, a la baja consiste en comprar más acciones de un valor que ya se posee a precios inferiores al que se realizó la compra inicial.
Es correcto hacerlo o no dependiendo del valor y de la estrategia que utilice el inversor.
Creo que cuando se hace trading no debe promediarse a la baja nunca . Es un error grave. Si una operación no evoluciona como se esperaba en el momento de abrirla no debe comprometerse más dinero en ella. La gestión del dinero y el estabecimiento de una pérdida máxima en cada operación deben respetarse escrupulosamente. Es mejor asumir una pérdida pequeña y pensar en otra operación que obstinarse en tener la razón y correr el peligro de tener que asumir una pérdida mayor.
Cuando se invierte a medio/largo plazo hay que distinguir 2 casos:
  • Promediar a la baja para intentar solucionar un error : No debe hacerse nunca . Es un caso similar al del trading. Si nos equivocamos la primera vez es mejor no añadir más dinero a una inversión que no está funcionando como esperábamos. Cada nueva inversión es algo independiente, no debe utilizarse dinero nuevo para corregir errores antigüos. No hay que empeñarse en que una operación salga bien a toda costa. Es mejor asumir los errores, incluso asumiendo una pérdida, que continuar metiendo más dinero en una empresa sólo para negarse a reconocer un error. Es relativamente habitual en el caso de un inversor que compra un chicharro (Jazztel, Terra, etc.) esperando obtener una rentabilidad muy alta. Lo cual es algo que efectivamente puede suceder, si se acierta en el momento de la compra, porque si una empresa pequeña con problemas en su negocio es capaz de enderezar su rumbo las rentabilidades pueden ser muy superiores a las obtenidas en una empresa sólida. Pero este tipo de empresas son muy arriesgadas y también se puede perder mucho dinero. Si la empresa empieza a caer al inversor le aparece la tentación de comprar “más barato” para recuperar antes su inversión. El problema es que la empresa está más abajo, pero eso no quiere decir que esté más barata. Si el negocio de la empresa ha empeorado es posible que su cotización esté más baja y a la vez esté también más cara. Una empresa no está siempre más barata porque su cotización haya caído ni más cara porque su cotización haya subido. Bajo y barato no son la misma cosa . Igual que alto y caro tampoco . Puede coincidir que una empresa esté baja y barata (o alta y cara), pero no siempre es así. Depende de la evolución del negocio y de los resultados de la empresa. En estos casos hay que estudiar detenidamente la situación de la empresa para decidir si se vende, asumiendo la pérdida correspondiente, o se mantiene la inversión. Pero en ningún caso debe aumentarse la inversión. Generalmente se recupera antes el dinero asumiendo la pérdida e invirtiendo en otro valor con mayor solidez en su negocio. 

  • Promediar como estrategia premeditada de entrada en un valor: En este caso es correcto hacerlo y además es una buena estrategia. No se puede hacer con cualquier valor, sino sólo con valores muy sólidos cuyos beneficios y dividendos tengan una evolución creciente y sostenida , superior a la inflación , a lo largo del tiempo. En este caso lo que se busca es una diversificación temporal. Supongamos que un inversor considera que una empresa con las características señaladas está barata a 10 euros, pero sin llegar a ser un chollo irresistible. Como la predición de las cotizaciones es algo muy difícil el inversor no puede estar seguro de si la empresa llegará a cotizar en los próximos meses a precios aún más baratos o no. Considera que 10 euros es un precio aceptable al que merece la pena entrar pero ni descarta ver precios más bajos ni está seguro de que vaya a verlos. Si tiene 20.000 euros para invertir en ese valor y los invierte a 10 euros puede que dentro de unos meses el valor haya caído y ya no le quede dinero para comprar más. En este supuesto es correcto promediar, comprando a 10 euros solamente 5.000 euros (por ejemplo) y dejando el resto a la espera de posibles caídas, estableciendo (por ejemplo) que comprará otros 5.000 euros en caso de que llegue a 9 euros y los últimos 10.000 euros en caso de que la cotización baje a 8 euros. Es muy importante tener en cuenta que en este caso la piramidación se ha diseñado antes de hacer la primera compra, y por tanto antes de que la cotización caiga por debajo de ese primer precio. No se está intentanto corregir un error, sacando dinero de debajo de las piedras, sino que se está diseñando una entrada escalonada de la cantidad destinada a invertir en ese valor. Si el valor no llega a caer a los 9 euros, o a los 8, la liquidez sobrante quedará a la espera de encontrar otra oportunidad de inversión, y la compra inicial, o la segunda compra a 9 euros, se habrá realizado a un precio muy cercano al mínimo realizado por el valor.

Últimos comentarios

Invitado - todoturron
Acabo de enviar mi pequeña aportación en agradecimiento a la magnífica labor y el tremendo trabajo d...
Invitado - luis
hola buenas envio este email porque tengo una duda el dia 12/1/21 repsol dio dividendos y a mi me di...
Invitado - Ma. José
Buenos días a todos,
A ver si, por favor, me podéis orientar un poco sobre el bróker del BBVA, es...

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /homepages/15/d493038757/htdocs/libraries/idna_convert/idna_convert.class.php on line 421

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /homepages/15/d493038757/htdocs/libraries/idna_convert/idna_convert.class.php on line 435

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /homepages/15/d493038757/htdocs/libraries/idna_convert/idna_convert.class.php on line 826

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /homepages/15/d493038757/htdocs/libraries/idna_convert/idna_convert.class.php on line 957
Buenas Gregorio o cualquier otro que me pueda responder
,
Tengo una cuenta en un broker en el que ...
Invitado - Emilio
Hola, no sé a qué se refiere esta respuesta. No he preguntado en ningún momento cómo añadir filas en...
Hola Abi.

Ahora sigo a todas las empresas en sus hilos del Foro. Este es el de Allianz:

Seguim...
Back to top