Libro Psicología para ganar dinero y tranquilidad con la Bolsa de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Libro Educación financiera avanzada partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Libro Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Estado de Derecho y Democracia


Los partidos políticos no son imprescindibles para vivir en Democracia

Los partidos políticos son una de las posibles formas de organizarse en Democracia, pero no es la única, ni es imprescindible.
Un país puede ser una Democracia sin tener partidos políticos, o teniendo partidos políticos pequeños con una representación minoritaria en el Poder Legislativo (Congreso de los Diputados, en España).
El Presidente del Gobierno puede ser miembro de un partido político, pero también podría ser una persona que no pertenezca a ningún partido político, en la que confíen la mayoría de los ciudadanos. Esta persona podría elegir como ministros a otras personas, que tampoco pertenecieran a ningún partido político, pero que fueran muy competentes y honradas.
Algo similar podría suceder en el Poder Legislativo, con los Diputados del Congreso. Imaginemos que la provincia de Soria puede elegir a un diputado para el Congreso de los Diputados y se presentan 8 personas del PP (las que ellas quieran, no las que elija el presidente del PP), 8 personas del PSOE (las que ellas quieran, no las que elija el presidente del PSOE) y 3 personas que no pertenecen a ningún partido político.
Supongamos que el día de las elecciones los ciudadanos de Soria votan mayoritariamente por una de las tres personas que no pertenecen a ningún partido político, y que por tanto esta persona ocupa el puesto de diputado del Congreso por la provincia de Soria.
Los ciudadanos de Soria habrían votado de forma totalmente democrática. No habría ningún partido político que representase a Soria en el Congreso de los Diputados, porque los partidos políticos no son imprescindibles.
Supongamos que algo similar sucede en el resto de provincias españolas. Podría haber un 10% (ó un 20%, ó un 80%, ó un 100%) de diputados del Congreso que no pertenecieran a ningún partido político, y eso no supondría ningún menoscabo a la Democracia en España.
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


Los indultos violan la Separación de Poderes, y por tanto son antidemocráticos

En una Democracia es imprescindible la Separación de Poderes, ya que sin una verdadera Separación de Poderes no puede existir la Democracia.
Cuando el Poder Ejecutivo (el Presidente del Gobierno, o alguno de sus ministros) tiene capacidad para dar indultos, esto supone que se está aceptando la violación de la Separación de Poderes, y por tanto se está aceptando que dicho país no es una Democracia.
El Poder Judicial debe tener un sistema de recursos, para corregir posibles fallos en las decisiones de algunos jueces, etc. Esto debe ser así para que los ciudadanos tengan mecanismos de defensa ante errores o decisiones injustas. Pero todas las modificaciones que se hagan de sentencias judiciales deben ser tomadas dentro del propio Poder Judicial, que es el encargado de impartir justicia, función vital en cualquier Democracia.
Ni el Presidente del Gobierno ni sus ministros deben tener entre sus funciones el impartir justicia, bajo ningún concepto.
Con los indultos, el Poder Ejecutivo invade las competencias del Poder Judicial. Y esto lo que hace es dejar indefensos a los ciudadanos, que ven como un grupo de personas (el Presidente del Gobierno y sus ministros) pueden violar la Democracia cuando ellos quieran, a su capricho.
Por eso la figura del indulto es incompatible con la Democracia, y debe ser suprimida en cualquier país que quiera ser una Democracia.
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


La Democracia no consiste sólo en votar

Evidentemente, para que un país sea una Democracia es imprescindible que los ciudadanos voten, pero no es suficiente.
El caso más evidente, y que todo el mundo entiende, es el de aquellas dictaduras que hacen votaciones a las que sólo se puede presentar el dictador, que “recibe” el 99,99% de los votos, o una cifra similar a esta. Está claro que estos países no son democracias, aunque los ciudadanos voten.
Tampoco son Democracias los países en los que presentarse a las elecciones es libre, pero en los que hay muchas dudas sobre la contabilización de los votos por las múltiples irregularidades cometidas por aquellos que están en el poder.
Hasta aquí creo que está claro que el hecho de que votar no implica vivir en Democracia.
Pero hay otro tipo de países en los que los ciudadanos votan, creen vivir en una Democracia, los organismos internacionales clasifican a esos países como democráticos, etc, pero a pesar de todo eso la realidad es que esos países no son una auténtica Democracia. Tampoco son una dictadura, sino un “híbrido”. Y es muy importante que la población de estos países tome conciencia del problema, para ayudar a que el país pase de ese estado “híbrido” a ser una Democracia, ya que la vida de los ciudadanos mejorará claramente en caso de conseguirlo. Y empeorará en caso de que los acontecimientos se desarrollen de otra forma, y el estado “híbrido” se vaya acercando cada vez más a una dictadura o semidictadura populista.
Un ejemplo de esto último es España. Es claro y evidente que España no es una dictadura como pueden serlo la Cuba de los Castro o la Corea del Norte de Kim Jong-il. Tampoco es una dictadura o semidictadura populista, como la Venezuela de Hugo Chávez.
Pero España no es una Democracia auténtica, y la mayoría de los problemas que tienen los ciudadanos españoles derivan de esto.
En España se vota, sí, pero no hay Separación de Poderes, y si unos poderes eligen a otros, no hay Democracia. Para que España sea una Democracia, y la vida de los españoles mejore claramente, es imprescindible establecer la Separación de Poderes, y que los ciudadanos con sus votos elijan, de forma independiente a:
  • Presidente del Gobierno
  • Diputados del Congreso
  • Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)
  • Fiscalía General del Estado
  • Tribunal Supermo
  • Tribunal Constitucional
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


Las subvenciones a los partidos políticos deterioran la Democracia porque dificultan la aparición de nuevos partidos

Las subvenciones a los partidos políticos se justifican diciendo que los partidos políticos son quienes deben canalizar la voluntad de los ciudadanos, y que por tanto esos partidos políticos deben tener dinero para funcionar, ya que en caso contrario los ciudadanos quedarían “indefensos”.
La realidad es que esas subvenciones a los partidos políticos causan el efecto contrario, ya que suponen una barrera de entrada para nuevos partidos políticos.
Cuanto más dinero tengan los partidos ya existentes, más difícil será darse a conocer a nuevos partidos. Si los partidos ya existentes tienen mucho dinero porque se lo han dado una serie de ciudadanos de forma voluntaria, no hay ningún problema.
El problema surge cuando son los políticos los que se dan dinero (quitado a los ciudadanos, quieran o no) a sí mismos, para evitar tener competencia nueva. Ese dinero se utiliza para pagar campañas en medios de comunicación (lo cual aumenta la relación entre la casta política y los medios de comunicación), dar mitines, regalar merchandising de todo tipo, etc. Todo eso es publicidad, y la publicidad funciona, como demuestran a diario infinidad de empresas.
Por eso las subvenciones a los partidos políticos suponen un desequilibrio de fuerzas, contrario a la Democracia. No sirven para “dar voz” a los ciudadanos, sino para limitarles sus opciones de elección.
En realidad no es nada extraño, ya que todas las subvenciones perjudican aquello que en teoría quieren beneficiar.
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


Internet y su influencia en la Democracia, un cambio mucho mayor que la Revolución Industrial

La Revolución Industrial fue un cambio enorme en la Historia de la Humanidad, que afectó principalmente a la economía, pero también a muchos otros aspectos.
Internet es un cambio muchísimo mayor que la Revolución Industrial, en todos los sentidos.
En el campo económico, el abaratamiento de costes, la difusión del conocimiento por todo el planeta y la eliminación de intermediarios que supone internet no tienen comparación con lo visto hasta ahora.
Pero el mayor cambio, que afectará y potenciará todos los que acabo de citar, creo que es su influencia en la Democracia, ya que antes de internet los medios de comunicación no cumplían en absoluto su función de control sobre los tres poderes del Estado.
Internet derriba todas las barreras que de una u otra forma impedían la creación de medios de comunicación de todo tipo (televisión, radio, prensa, etc.) a la mayor parte de la población.
Hasta ahora unas pocas familias tenían el control de casi todos los medios de comunicación de un país, con todos los problemas que eso supone a todos los niveles, ya que los mensajes que llegaban a la población, sobre cualquier asunto, eran los que esas pocas familias querían transmitir.
Eso aún no ha desaparecido, pero cada día que pasa es, afortunadamente, menos cierto.
Todo esto supone un cambio difícil de explicar con palabras, que hará que la Democracia en el mundo se refuerce, a la vez que se reduzcan los niveles de corrupción. Y todo ello supondrá un cambio de vida para toda la población mundial nunca visto hasta ahora. No es un cambio que se produzca en un solo día, sino de forma gradual, día a día, en un plazo de tiempo imposible de precisar. Pero sus efectos serán muy positivos, y muy superiores a los de la Revolución Industrial.
Puedes leer muchos artículos similares a este en la sección de ”Economía y Democracia”

Si te interesan estos temas, te interesará mi libro "Pensiones públicas: La esclavitud de nuestra época (Así empobrecen a la población para controlarla y manipularla)", que puedes comprar en Amazon en el siguiente enlace (Precio: 2,70 € libro electrónico, 5,92 € libro de papel):


Últimos comentarios

Invitado - Emilio Pruna González
Hola Sócrates, soy Quinto en el foro y te escribo para solicitar tu ayuda con mi hoja de Google Shee...
Invitado - Edward
Hola, actualmente operó en forex únicamente pero quiero diversificar la cartera y aprender un poco m...
Invitado - Lucia
Han visitado programas de televisión, radios, cuentam con famosos inversores y tienen más equipos de...
Invitado - Lucia
Hola. Como están?
Mi suegra ha invertido en la empresa Generación Zoe. Es integrante de dicha entid...
Hola Diego, y muchas gracias.

El problema son las comisiones, eso es. Piensa que la programación ...
Back to top