Libro La economía funcionará cuando TÚ la entiendas de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Libro Educación financiera avanzada partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Libro Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Futuros: El precio se forma por arbitraje con el mercado de contado

Un arbitraje es una operación que supone una ganancia segura sin correr ningún riesgo.
La compra de contratos de futuro en el fondo es similar a una compra a crédito. La fórmula para el precio teórico del futuro es:
Precio teórico del futuro = precio del contado hoy + intereses hasta el vencimiento – dividendos
El precio del contado hoy es un dato perfectamente conocido, por ejemplo la cotización del Banco Santander en el instante actual. Los dividendos que va a pagar una empresa antes del vencimiento o bien se conocen exactamente porque la empresa ya lo ha comunicado o bien se estiman de una forma bastante aproximada. Los intereses son el coste de la financiación para alguien que quisiera comprar acciones a crédito en ese momento.
Supongamos el siguiente ejemplo;
El Banco Santander cotiza a 15 euros, el coste de la financiación hasta la fecha de vencimiento son 0,25 euros y el dividendo que va a pagar antes de la fecha de vencimiento son 0,15 euros.
Precio del futuro = 15 (precio del contado hoy) + 0,25 (intereses) – 0,15 (dividendo) = 15,10
Por tanto, estando la cotización del Banco Santander en 15 euros la cotización de su futuro debería ser, teóricamente, 15,10 euros. Pero en la práctica los futuros no cotizan siempre a su precio teórico, aunque sí a precios muy cercanos a su precio teórico gracias al arbitraje.
Supongamos que el futuro del Santander estuviese a 15,60 euros. Cualquiera podría pedir un crédito para comprar 100 acciones del Santander a 15 euros en el mercado, pagar 0,25 euros por acción de intereses y vender 1 futuro en el mercado a 15,60 euros. El coste total por acción incluyendo los intereses sería de 15,25 euros, y al llegar la fecha de vencimiento podría vender esas acciones, independiente de que la cotización del Santander suba o baje (mucho o poco) a 15,60 euros. Con ello obtendría una ganancia de 0,35 euros por acción (15,60 – 15,25 = 0,35) sin correr ningún riesgo. En la práctica habría que tener en cuenta tambien el coste las comisiones, tanto de la compra de las acciones como de la venta del futuro.
Además, la ejecución de esta operación supondría una presión alcista para las acciones del Santander (toda compra supone una presión alcista) y una presión bajista para los futuros del Santander (toda venta supone una presión bajista). Eso haría que los precios del contado y del futuro se acercasen, y mientras existiese posibilidad de obtener esta ganancia los inversores seguirían comprando acciones del Santander y vendiendo futuros sobre acciones del Santander para obtener un beneficio seguro, cada vez menor, hasta que los precios del futuro y del contado quedasen equilibrados y no hubiera posibilidad de arbitraje entre ellos.
En caso de que el futuro cotizase por debajo de su precio teórico tambien existiría el arbitraje, pidiendo prestadas acciones para venderlas a crédito y comprando los futuros.
Hay algunos contratos de futuros que son poco líquidos y sus precios reales tiene diferencias relativamente elevadas respecto a sus precios teóricos. La causa es que hay pocos inversores / traders que tomen posiciones en el mercado de futuros y debido a ello los arbitrajistas no encuentran contrapartidas para realizar sus operaciones de arbitraje.
Pero en los contratos con una buena liquidez el arbitraje funciona constantemente, aprovechando cualquier pequeña diferencia que se produzca y manteniendo los precios reales muy cerca de sus precios teóricos en todo momento.
El arbitraje no está al alcance de los pequeños inversores porque se necesita una velocidad de ejecución extremadamente rápida que sólo es accesible para los inversores institucionales, que suelen tener ordenadores dedicados exclusivamente a detectar y aprovechar estas oportunidades de arbitraje. Además, estos inversores institucionales tienen acceso a una financiación más barata que un inversor particular y a unas comisiones más bajas y eso hace que necesiten diferencias más pequeñas entre contado y futuro para que el arbitraje les resulte rentable. Siguiendo con el ejemplo, si las acciones del Santander están a 15 euros y el precio teórico del futuro es 15,10 euros un inversor particular necesitaría que el futuro cotizase a 15,30 (por ejemplo) para que le sea rentable el arbitraje pero un banco sólo necesitaría que el futuro llegase a 15,15 (por ejemplo) para hacer un arbitraje rentable. Mucho antes de que el futuro llegase a 15,30 los arbitrajistas institucionales habrían lanzado sus órdenes y habrían situado el precio del futuro en línea con el del contado.

La utilidad de conocer el arbitraje para un inversor particular es saber que en todo contrato de futuros que sea líquido en cualquier momento va a poder comprar y vender a un precio igual o muy cercano al precio teórico. Esto es muy importante, ya que antes de operar con cualquier instrumento de inversión hay que asegurarse de q ue salir va a ser tan fácil como entrar.
En los índices bursátiles el arbitraje funciona de manera similar pero su cálculo y ejcución es mucho más complicado porque hay que tener en cuenta la cotización de todas las empresas que forman dicho índice y su ponderación en el mismo.

Consulta aquí qué empresas tienen los inversores en sus carteras en las estadísticas de Invertirenbolsa.info

Nota: Recuerda que puedes preguntar todas las dudas que tengas sobre el contenido de este artículo en los comentarios que verás más abajo y te la responderé a la mayor brevedad posible. También puedes ver las dudas ya resueltas que han planteado otros usuarios. Y para cualquier duda sobre otros temas puedes utilizar el Foro de inversiones, e igualmente tendrás una respuesta lo antes posible.




Nota: Recuerda que puedes preguntar todas las dudas que tengas sobre el contenido de este artículo en los comentarios que verás más abajo y te la responderé a la mayor brevedad posible. También puedes ver las dudas ya resueltas que han planteado otros usuarios. Y para cualquier duda sobre otros temas puedes utilizar el Foro de inversiones, e igualmente tendrás una respuesta lo antes posible.

Gente en la conversación

    • Me gustaría saber que tipo de interés debo emplear para calcular el valor de un futuro a un año vista.
      Si por ejemplo quiero cubrir mis acciones del Santander con unos futuros, y la cotización de estos no está disponible en MEFF, que parametros utilizo para el cálculo teórico de su valor?
      Como interés empleo el EURIBOR?
      En cuanto a los dividendos, empleo las previsiones de lo que Santander va a pagar hasta esa fecha futura?
      Supongamos que quiero cubrir mi cartera con un futuro que expire en Agosto del 2012.

      Muchas gracais de antemano por su respuesta.

      Manuel

    • Invitado - Invertir en Bolsa

      Hola Manuel,

      Para calcular el precio téorico puedes utilizar el euribor para el tipo de interés, y para los dividendos los que esté previsto que pague el Santander hasta esa fecha.

      Aunque con los futuros más que cubrir lo que haces es cerrar la posición. Puedes interesar en algún momento por razones fiscales (más con la legislación anterior, que diferencia las plusvalías de más y menos de 1 año que con la actual). En la mayoría de los casos es mejor y más sencillo vender las acciones que vender futuros.

      Si tienes 100 acciones del Santander y vendes 1 futuro pase lo que pase vas a tener el mismo dinero que ahora. Si la acción del Santander está ahora a 6 euros tienes 600 euros. Si la acción cae lo que pierdas con las acciones lo ganarás con los futuros, y seguirás teniendo 600 euros. Si la acción sube lo que ganes con las acciones lo perderás con los futuros, y seguirás teniendo 600 euros.

      Por eso, salvo alguna excepción por razones especiales, es mejor vender las acciones que mantener las acciones y vender futuros.

      Para cubrirte sin limitar tus beneficios debes utilizar opciones put (o call, para coberturas parciales y no totales, aunque si vendes call tu beneficio máximo es limitado, pero puede tener sentido hacer esta operación, que se llama "call cubierta").

      Un saludo.

    Enviar un comentario como invitado

    0

    Últimos comentarios

    Muchas gracias, Franco.

    Sé optimista. Gracias a internet las cosas están cambiando mucho. La gent...
    Invitado - Franco
    Una consulta, tienes algun artículo en la página donde enseñes como analizar los resultados de una e...
    Invitado - Franco
    Lamentablemente estamos liderados por políticos ladrones q solo buscan empobrecer al pueblo para su ...
    Muchas gracias, Julio.

    En enlace es la foto pequeña de la portada del libro. Te lo dejo también a...
    Invitado - Julio
    Hola Gregorio,
    Acabo de descubrir tu web y me parece muy didáctica e interesante para un novato tot...
    Back to top