Pues menos mal, Clara

Dentro de lo malo, mejor que te hayas pasado sólo con los del trabajo.


Saludos.