En mi opinión el mayor problema que tiene la Humanidad en la actualidad es el brutal y aberrante control que los políticos tienen sobre la vida de los ciudadanos.

Toda la riqueza que existe la generan los ciudadanos, bien de forma individual o bien organizados a través de empresas. Pero la mayor parte de esa riqueza es malgestionada por la casta política, que la utiliza de forma ineficiente (empeorando drásticamente la vida de los ciudadanos que han creado esa riqueza) o la lleva a sus cuentas personales de las formas más diversas.

Esto no es una situación reciente, ni exclusiva de España. Este salvaje expolio se prolonga ya desde hace muchas décadas (al menos) a nivel mundial y es el causante de la situación actual.

La pobreza en los países desarrollados y subdesarrollados, los bajos sueldos, los problemas de vivienda, todas las enfermedades que estas situaciones provocan a los afectados, etc. no son problemas en sí mismos, sino las consecuencias de la despiadada corrupción de la casta política.

Si se soluciona el verdadero problema (la corrupción política) todos sus efectos (paro, pobreza, bajos sueldos, etc.) desaparecerán.

Este subforo tiene como objetivo difundir los desmanes que los políticos hacen con el dinero que quitan por la fuerza a los ciudadanos, en cualquier país del mundo.

Para solucionar este problema es fundamental que la mayoría de la gente se conciencie de que el verdadero dueño del dinero es aquel que genera esa riqueza, no los políticos que quitan ese dinero al que genera la riqueza. La asfixiante codicia sin límite de la casta política está llegando a límites literalmente insoportables para cientos (más bien miles) de millones de personas a lo largo y ancho del mundo. Dejando correr el tiempo e ignorando el problema no se va a solucionar nada, y dentro de unos años estaremos igual o peor que ahora. Es necesario e imprescindible que cada uno, en la medida de sus posibilidades, haga todo lo que esté a su alcance para que este expolio termine lo antes posible.

O los ciudadanos acabamos con los políticos corruptos o los políticos corruptos acabarán con los ciudadanos.