Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí


Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info
con este buscador personalizado de Google
:

Búsqueda personalizada


Libro La Economía funcionará cuando TÚ la entiendas de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí
Busca todo lo que quieras en Invertirenbolsa.info con este buscador personalizado de Google:
Búsqueda personalizada
Gracias Gracias:  1
Me gusta Me gusta:  26
Página 3 de 5 PrimeroPrimero 12345 ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 21 al 30 de 42
  1. #21
    Fecha de Ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    2.690
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Cita Iniciado por dani Ver Mensaje
    Hola IEB, aqui no estamos de acuerdo...sinceramente esto no es aplicable a la sanidad...
    Si, pero es un caso muy concreto...supongo que habla de una manera generica y en esos numeros si que se contempla. De todos modos, si te diré, que en la sanidad privada, la labor que realiza un celador, "requiere" el trabajo de dos en la publica y eso si que no es de recibo, con lo que en parte, si que es aplicable...

    Saludos

    Consulta aquí qué empresas tienen los inversores en sus carteras en las estadísticas de Invertirenbolsa.info




  2. #22
    Fecha de Ingreso
    marzo-2010
    Mensajes
    1.124
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Hola Doctor...que en la sanidad publica hay mala gestion creo que no lo duda nadie...que sobran trabajadores en unos sitios (como celadores en los centros de salud) es cierto, pero falta (y mucho) en otros lugares...El trabajo de 2 enfermeras en un hospital publico lo hace 1 auxiliar de enfermeria en uno privado y eso, a parte de ser un intrusismo permitido es un ahorro ilegal para el empresario y una temeridad para el paciente...

    Que la sanidad nunca debaria ser privada del todo es para mi un convencimiento en base a un hecho muy simple: un paciente sano no es negocio. Es en el equilibrio publico-privado donde esta la solucion...pero privatizar la sanidad para mi es un disparate.

  3. #23
    Fecha de Ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    2.690
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Cita Iniciado por dani Ver Mensaje
    Hola Doctor...que en la sanidad publica hay mala gestion creo que no lo duda nadie...que sobran trabajadores en unos sitios (como celadores en los centros de salud) es cierto, pero falta (y mucho) en otros lugares...El trabajo de 2 enfermeras en un hospital publico lo hace 1 auxiliar de enfermeria en uno privado y eso, a parte de ser un intrusismo permitido es un ahorro ilegal para el empresario y una temeridad para el paciente...

    Que la sanidad nunca debaria ser privada del todo es para mi un convencimiento en base a un hecho muy simple: un paciente sano no es negocio. Es en el equilibrio publico-privado donde esta la solucion...pero privatizar la sanidad para mi es un disparate.
    Totalmente de acuerdo en tu primer párrafo...no es de recibo que, por ahorrar costes, realice la labor de una enfermera la auxiliar de clínica.

    Respecto a la privatización total o no de la sanidad, tengo opiniones contradictorias, con lo que no puedo opinar tajantemente sobre ello. Si te puedo decir que yo trabajaría mejor y mis pacientes lo agradecerían pero otros matices son discutibles, y es muy largo como para volver a entrar en ese debate...

    Saludos

  4. #24
    Fecha de Ingreso
    agosto-2011
    Mensajes
    419
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Invertirenbolsa Ver Mensaje
    Hola,

    Como digo en el post de presentación de este subforo yo creo que el problema real que tenemos es la corrupción de la casta política, y todo lo que llamamos problemas no son realmente problemas sino consecuencias de la corrupción política.

    Los políticos corruptos quieren seguir saqueándonos de forma indefinida, y para ello utilizan a sus medios de comunicación afines para crear enfrentamientos entre grupos de población. Lo que quieren es que esos grupos se echen la culpa entre sí, de forma que estén todos "ocupados" con sus peleas y no presten atención a los verdaderos culpables, que son los propios políticos corruptos.

    Un saludo.
    Quiero hacer una puntualización.
    Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación, y en general con la línea editorial que expresas, IEB.
    Mi puntualización hace referencia (ya lo he expresado, creo, en algún post) en lo siguiente:
    La casta política, el Estado, es corrupto porque la sociedad civil es corrupta. La sociedad civil es anterior a cualquier forma de Estado y de gobierno. La clase política no es nada más que el reflejo de la sociedad civil, por eso este país no cambiará jamás.
    Los partidos políticos que se quejan cuando son oposición, al llegar al poder hacen exactamente lo mismo que los anteriores.
    Los que se quejan de la Ley Electoral, si llegaran al Poder, nunca la cambiarían, porque ya no les interesa, puesto que les perjudicaría, y así con todo,(sueldos, privilegios, etc...)
    El sr LLamazares se caga en los mercados y los demoniza siempre que puede, de cara a la galería, pero resulta que, paradójicamente, es el diputado que más dinero tiene invertido en Bolsa (se ha sabido al hacer público los patrimonios).
    El sr Toxo, de CC.OO, osea por definición PCE, se embolsa la nada desdeñable cifra de 114.000 euros de sueldo. Lo normal en alguien que practica el comunismo, dice ser sindicalista, y obrero(pobrecito, voy a mandarle un donativo).
    El sr Cháves, el de Venezuela, se caga en el Imperialismo yankee, pero por detrás les vende todo el petróleo.
    El sr Ortega, el de Nicaragüa, es uno de los hombre más ricos de latinoamérica, con sus dineros bien guardados en USA y en paraísos fiscales, al igual que el sr Cháves
    Esta es la triste realidad, pero lo que no podemos obviar es que esto es así porque la sociedad civil es así.

    Los políticos son corruptos (espero que haya alguno que no) Sí, es una verdad, pero "quien esté libre de pecado que tire la primera piedra"
    Ser honrado no es sólo pagar tus impuestos porque como tengo una nómina y me retienen (y estoy pillado por los eggs), ya he cumplido con la patria.
    Es no pufear el contador del agua y de la luz. Lo que tú no pagas lo pagaremos el resto.
    Es pagarle la factura CON IVA al pintor que ha ido a tu casa a decorarte el salón, con lo cuál, nos sale la reforma un 18% más cara, pero cumplimos con Hacienda el pagador y el pagado.
    Es pagarle los honorarios a cualquier profesional CON FACTURA de por medio, aunque nos hagan un decuentillo si no pedimos factura, y cumplimos con Hacienda el pagador y el pagado.
    Es decirle al jefe que te pague TODA la nómina en A aunque eso suponga "cobrar" menos porque Hacienda y la S.S somos todos.
    Es devolverle a la de la tienda esa cantidad que te dió de más, por error, al darte las vueltas.
    Es NO empadronarse en una población, donde no vivo habitualmente, porque así pago menos impuestos
    Es NO empadronarse en la casa de mi abuela, porque me da más puntos, para así poder llevar al niño al colegio que quiero.
    Es NO hacer uso de ningún tipo de "enchufe" para así poder conseguir lo que por méritos propios no me pertenece.
    Es NO ser un trepa en el trabajo para lograr un ascenso que si no fuera por esos métodos JAMÄS me ganaría.
    Es NO matricular un vehículo a nombre de mi madre que tiene una minusválía para no pagar el impuesto de matriculación.
    Es NO comprar el vehículo particular a nombre de la empresa, para desgravarme todos los gastos.

    Estas y otras miles de situaciones, son cotidianas de cualquier persona, político o no. La diferencia entre los ciudadanos normales y los políticos es que los primeros no tenemos al alcance de la mano los recursos públicos propios de estos cargos, porque si los tuviéramos ya podemos encomendarnos a toda la corte celestial para no caer en la tentación.
    Yo, no les excuso, pero he de reconocer que, por si acaso, prefiero que no me toque
    Última edición por elithor; 20-ene-2012 a las 01:47
    mi web/blog para emprendedores
    www.lagrutadelmonje.com

  5. Me gusta beginner, kodro, truji les gusta este post
  6. #25
    Fecha de Ingreso
    febrero-2009
    Mensajes
    25.704
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Hola,

    Elithor, precisamente por eso la solución es liberalizar y quitar poder a los políticos.

    Es decir, si los políticos tuvieran poder para decirnos como ir vestidos (como pasa en algunos países, aún) viviríamos mucho peor.

    Y al revés, si los políticos no tuvieran ningún poder sobre nuestras pensiones, la concesión de licencias de radio y televisión y mil cosas más viviríamos mucho mejor.

    No se trata de buscar políticos muy buenos que gestionen bien nuestras pensiones, sino de que ningún políticos gestione las pensiones de los ciudadanos. Y como este ejemplo, todos los demás.

    Dani, un paciente sano no es negocio. Pero ni para la privada ni para la pública. Pongámonos en el hipotético caso de que mañana se curan el 90% de los pacientes. La sanidad privada perdería mucho, estoy de acuerdo (de paso recuerdo que este tema es un tanto especial, y que yo no invierto en farmacéuticas), pero la pública también. Porque no se podrían mantener todos los puestos de trabajo, hospitales, ambulatorios, cargos, etc. con la décima parte de pacientes. Es evidente. La misma acusación que haces a la privada se puede hacer a la pública, la misma. ¿Que hay empresarios que ganan mucho dinero con enfermedades crónicas, por ejemplo?. Sí, y también hay cargos públicos y políticos que ganan lo mismo o más con esas mismas enfermedades crónicas, pero además sin arriesgar su dinero.

    Pero además de eso este tema hay que mirarlo en conjunto, no en el trabajo que haga un celador concreto. Por ejemplo, una misma máquina le cuesta mucho más a la sanida pública que a la privada. Y una cama, y una reforma de un hospital, y ... ¿Y por qué? Pues por lo mismo que en el resto de la administración pública, por la corrupción. ¿Y de dónde sale ese dinero que cuesta de más cada máquina, cada cama, etc.? Del dinero que nos quitan a la fuerza a todos los ciudadanos a través de los impuestos. Y eso es lo que destruye cantidades ingentes de empleo.

    Un saludo.

  7. #26
    Fecha de Ingreso
    julio-2010
    Mensajes
    396
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Invertirenbolsa Ver Mensaje
    Por ejemplo, una misma máquina le cuesta mucho más a la sanida pública que a la privada. Y una cama, y una reforma de un hospital, y ... ¿Y por qué? Pues por lo mismo que en el resto de la administración pública, por la corrupción.
    La razón principal de que eso sea así, posibles corruptelas aparte, es la capacidad de financiación. Por esa misma máquina, que la privada puede pagar al contado y negociando mucho a la baja su precio y el de sus fungibles, la pública no tiene esa posibilidad. El hecho de cobrar mucho más tarde de la pública es, principalmente, lo que hace que allí suba su precio. Precio que se paga (pagamos todos) muchas veces de forma encubierta, por ejemplo pagando un muy elevado sobreprecio por los fungibles que pueda utilizar la máquina, con unos mínimos anuales estipulados hasta que la máquina se amortice y más allá. Luego, la continuidad del negocio consistirá en cambiar la máquina por un nuevo modelo, antes de que lo haga la competencia.

    Saludos.

  8. #27
    Fecha de Ingreso
    febrero-2009
    Mensajes
    25.704
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Hola beginner,

    No estoy de acuerdo. Nadie tiene más dinero ni más capacidad de financiación que la administración pública, que confisca más de la riqueza nacional a los ciudadanos un año detrás de otro.

    Lo que comentas es la tapadera para esconder la corrupción. Pero cualquier empresa es un "microbio" en cuanto a capacidad financiera al lado del mastodonte de la adiministración pública.

    Un saludo.

  9. #28
    Fecha de Ingreso
    julio-2010
    Mensajes
    396
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Hola IEB

    No estaba opinando sin conocimiento de causa, sino compartiendo mi experiencia propia.
    Es cierto que esta se limita a una muy pequeña parte del presupuesto de lo que puede ser un gran hospital público o una reconocida clínica privada, sólo su laboratorio de análisis clínico y la parte de él destinada a instrumental ("máquinas") y reactivos. Es así: idéntico producto, servido por la misma compañía nacional o su competencia, tendrá un precio muy distinto en una clínica privada de, pongamos Navarra, que en un hospital público de, pongamos Andalucía. Y en ese precio final influirá mucho, mucho, el plazo esperado de cobro. Que el norte es mucho menor que en el sur. Y esa financiación tiene un coste. A ese, por supuesto luego se le pueden añadir otros muchos factores como a los que te refieres, no lo niego.

    Estoy bastante convencido de que ese mismo condicionante, de una forma u otra, se debe aplicar también al resto de las partidas de ese ingente presupuesto de esa clínica privada o de ese hospital público.

    Lo de la corrupción y demás, también.

    Un saludo, jefe.

  10. Me gusta Stiga les gusta este post
  11. #29
    Fecha de Ingreso
    febrero-2009
    Mensajes
    25.704
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Hola begginner,

    Las administraciones públicas pagan tardísimo, pero no es por falta de dinero porque tienen más dinero que nadie.

    Entiendo lo que me dices, pero piensa que en la factura no hay una línea que ponga "Corrupción X euros". Todo esto hay que disfrazarlo porque esos presupuestos, esas facturas, etc. lo ven muchos empelados públicos, como tú, que no roban dinero.

    Esto se negocia entre el que se lleva el dinero y el que se lo da, pero se disfraza de alguna forma para que los empleados adminsitrativos tramiten los pagos, etc. sin darse cuenta de lo que sucede.

    Las administraciones públicas tienen cantidades inmensas de dinero (las que nos quitan a nosotros), y una capacidad de financiación descomunal. Pero, además de que lo gestionan muy mal, los pagos ilegales hay que disfrazarlos de alguna forma.

    Un saludo.

  12. #30
    Fecha de Ingreso
    noviembre-2010
    Mensajes
    2.228
    Agradecimiento de Post / Me gusta

    Predeterminado

    Bueno, pero entonces IEB, todo esto que enumeras no es problema de la AA.PP. en sí, sino de aquellos que la dirigen.

    Yo no creo que el sector privado sea la panacea, al contrario, a mí el neoliberalismo me aterra. Creo que hay algunas materias que no deberían pertenecer nunca al sector privado en su totalidad, como Sanidad y Educación, por ejemplo. ¿Como vamos a dejar estas materias a merced de unos agentes cuya principal misión es "la maximización de beneficios"?

    Sin embargo, tampoco estoy defendiendo el sistema actual en el que, me reitero, no creo que el problema sea el sistema en sí, si no las decisiones que toman aquellos que lo dirigen.

    Sobre el hilo, hoy, por curiosidad, me he topado con un artículo de Pierre Bourdieu, que no tiene desperdicio. Dejo enlazado a su nombre la referencia al Wikipedia, para quien quiera conocer un poco sobre su figura.

    El artículo en sí va firmado a fecha octubre de 1996, pero quien lo lea entenderá por qué os lo transmito, ya que verá reflejado el contexto actual.

    LO QUE PIENSA TIETMEYER

    No me gustaría haber venido hasta aquí para aportar una contribución puramente teórica. La ruptura de los vínculos de integración social que se pide a la cultura que repare es consecuencia directa de una política económica. Y se espera a menudo de los sociólogos que arreglen los platos rotos por los economistas. Así pues, en lugar de limitarme a proponer lo que se llama en los hospitales curas paliativas, intentaré plantear la cuestión de la contribución del médico a la enfermedad. Podría ocurrir, en efecto, que, en buena parte, las «enfermedades» sociales que deploramos fueran causadas por la medicina, a menudo brutal, que se aplica a quienes se pretende curar.

    Por eso, después de leer en el avión que me llevaba de Atenas a Zurich una entrevista con el presidente del Bundesbank, al que se presenta como el «sumo sacerdote del marco alemán», ni más ni menos, quisiera ya que aquí, en un centro conocido por sus tradiciones de exégesis literaria, entregarme a una especie de análisis hermenéutico de un texto que encontraréis íntegramente en Le Monde del 17 de octubre de 1996.

    Esto es lo que dice el «sumo sacerdote del marco alemán»: «El reto actual consiste en crear las condiciones que favorezcan un crecimiento sostenido y la confianza de los inversionistas. Es preciso, pues, controlar los presupuestos públicos [...]» O sea -sea más explícito en las frases siguientes-, enterrar cuanto antes el Estado social, y, entre otras cosas, sus dispendiosas políticas sociales y culturales, para tranquilizar a los inversionistas, que preferirían ocuparse ellos mismos de sus inversiones culturales. Estoy seguro que a todos ellos les gustan la música romántica y la pintura expresionista, y estoy convencido, asimismo, aun sin conocer al presidente del Bundesbank, de que, en sus ratos libres, al igual que el director de nuestro banco nacional, el señor Trichet, lee poesía y practica el mecenazgo. Sigo: «[...] Es preciso, pues, controlar los presupuestos públicos, bajar las tasas y los impuestos hasta que alcancen un nivel soportable a largo plazo [...]» Lo que debe entenderse así: bajar el nivel de las tasas y los impuestos de los inversionistas hasta que le resulte soportables a largo plazo, lo que evitará, por una parte, que se desanimen, y, por otra, que se vayan con sus inversiones a otra parte. Prosigo mi lectura: «[...] reformar los sistemas de protección social [...]» Es decir, enterrar el Estado de bienestar y sus prácticas de protección social, que tienden a socavar la confianza de los inversionistas, a suscitar su legítima desconfianza, convencidos como están, en efecto, de que sus conquistas económicas -si se habla de conquistas sociales, también se puede hablar de conquistas económicas-, es decir, sus capitales, no son compatibles con las conquistas sociales de los trabajadores, y de esas conquistas económicas deben, evidentemente, ser protegidas a cualquier precio, aunque ello implique reducir las escasas conquistas económicas y sociales de la gran mayoría de ciudadanos de la Europa futura, los mismo que en diciembre de 1995, durante las huelgas, fueron llamados ricos, privilegiados, una y otra vez.

    El señor Hans Tietmeyer está convencido de que las conquistas sociales de los inversionistas -es decir sus conquistas económicas- no sobrevivirían a una perpetuación de los sistemas de protección social. Así pues, se trata de sistemas que hay que reformar urgentemente, porque las conquistas económicas de los inversionistas no pueden esperar. Y, para demostrar que no exagero, sigo leyendo al señor Hans Tietmeyer, pensador de altos vuelos, que se sitúa en la gran tradición de la filosofía idealista alemana: «[...] Es preciso, pues, controlar los presupuestos públicos, bajar las tasas y los impuestos hasta que alcancen un nivel soportable a largo plazo, reformar los sistemas de protección social, desmantelar las rigideces que pesan sobre los mercados de trabajo, porque sólo se logrará entrar en una nueva fase de crecimiento si hacemos un esfuerzo» -el «hacemos» es magnífico- «por flexibilizar los mercados de trabajo.» Ya está. El señor Tietmeyer ha llegado a donde quería llegar, y, en la gran tradición del idealismo alemán, nos ofrece un magnífico ejemplo de la retórica eufemística que hoy día es de uso común en los mercados financieros: el eufemismo es indispensable para suscitar una confianza duradera por parte de los inversionistas -que, como debe haber quedado claro, es el alfa y la omega de todo el sistema económico, el fundamente y el objetivo último, el télos, de la Europa del futuro-, pero evitando cuidadosamente provocar la desconfianza o la ira de los trabajadores, con los que, pese a todo, hay que contar si se quiere lograr entrar en esa nueva fase de crecimiento que se les ofrece como señuelo, pues son los que han de realizar el esfuerzo indispensable para conseguirlo. Y es que, pese a todo, sigue esperándose de ellos ese esfuerzo, aunque el señor Hans Tietmeyer, decididamente convertido en maestro del eufemismo, diga: «[...] desmantelar las rigidices que pesan sobre los mercados de trabajo, porque sólo se logrará entrar en una fase de crecimiento si hacemos un esfuerzo por flexibilizar los mercados de trabajo.» Espléndido ejercicio retórico, que podría traducirse así: ¡Ánimo, trabajadores! ¡Hagamos entre todos el esfuerzo de flexibilización que se os pide!

    En lugar de hacerle, imperturbable, una pregunta sobre la paridad exterior del euro y sus relaciones con el dólar y el yen, el periodista de Le Monde, preocupado asimismo por no desanimar a los inversionistas, que leen su periódico y son excelentes anunciantes, hubiera podido preguntarle al señor Hans Tietmeyer el sentido que da a las expresiones clave de la lengua de los inversionistas: rigideces de los mercados de trabajo y flexibilización de los mercados de trabajo. Si los trabajadores leyeran un periódico tan indiscutiblemente serio como Le Monde, entenderían al punto lo que hay entender: trabajo nocturno, trabajo durante los fines de semana, horarios irregulares, más presión, más estrés, etcétera. Como puede verse, «sobre los mercados de trabajo» funciona como una especie de adjetivo atributivo susceptible de unirse a cierto número de palabras, y podría tenerse la tentación, para medir la flexibilidad del lenguaje del señor Hans Tietmeyer, de hablar, por ejemplo, de «flexibilización de los mercados financieros» o de «rigideces que pesan sobre los mercados financieros». Lo insólito que nos resultaría oír semejantes expresiones en boca del señor Hans Tietmeyer induce a suponer que nunca ha pasado por su mente la idea de «desmantelar las rigideces que pesan sobre los mercados financieros» o «hacer un esfuerzo por flexibilizar los mercados financieros». Lo que permite pensar que, contrariamente a lo que puede hacer el plural «si hacemos un esfuerzo» del señor Hans Titmeyer, ese esfuerzo de flexibilización se pide a los trabajadores, y sólo a ellos, y que sólo a ellos, también, se dirige la amenaza, próxima al chantaje, implícita en la frase: «[...] porque sólo se logrará en una nueva fase de crecimiento si hacemos un esfuerzo por flexibilizar los mercados de trabajo.» En otras palabras: abandonad ahora vuestras conquistas sociales, para evitar que los inversionistas pierdan la confianza, en nombre del futuro crecimiento que esos nos aportará. Una lógica muy conocida por los trabajadores implicados, que, para resumir la política de participación que les ofrecía en otras épocas el gaullismo, decían: «Tú me das tu reloj, y yo te doy la hora.»

    [CONTINUA EN EL SIGUIENTE POST]
    Última edición por Stiga; 13-feb-2012 a las 17:11
    "Quien no guarda cuando tiene, no gasta cuando quiere"

    "Sacar y no meter es menguar y no crecer"

    Francisco de Quevedo dijo, "Solamente el necio confunde valor y precio"




Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •