Refloto este hilo para hacer un pequeño balance de la estrategia continua de venta de puts / venta de calls sobre Iberdrola.

Desde el mes de enero de este año hasta el vencimiento de pasado mañana, 15 de setiembre, he vendido en 6 ocasiones puts sobre dicho valor y, tras ser ejercido, el mes de agosto he vendido las calls correspondientes. Unas reglas que me he autoimpuesto son: que el ingreso de la prima proporcione al menos un 1% neto mensual, y que los vencimientos sean mensuales, sin ser absolutamente rígido en esta última.

Con estas ventas de opciones (solo de 2 contratos cada vez) he ingresado una suma total de 134 €, sobre un capital máximo de 1400 € (el strike actual es 7 €; pero a principios de año era 5,75). Esto da una rentabilidad bruta de aproximadamente el 9,5%, con un T.A.E. de casi el 14% (tras impuestos, superior al 11%).

Hay que tener en cuenta que las circunstancias para vender puts han sido bastante favorables la mayor parte del año, pues Iberdrola pasó de estar a menos de 6 € a cotizar levemente por encima de los 7 €. Eso sí: bastó la pequeña corrección que llegó en julio para que me ejecutasen, y además la bajada provocó que las primas para vender la call fueran excesivamente bajas durante casi un mes, que fue lo que tardé en poder venderla al mismo strike (7 €) al que me habían ejercido la put.

No sé si estáis de acuerdo conmigo en que el resultado global es bastante aceptable. De momento tengo pensado seguir con esta operativa, quizá aumentando el número de contratos; pero restringiéndola a Iberdrola, La razón es que esta estrategia, al menos como yo la entiendo, no es aplicable en tendencias bajistas porque mientras duren hay que aguantar el subyacente sin vender calls sobre él (si se vendieran y nos ejecutasen a un precio inferior al del strike al que nos hayan asignado las puts perderíamos dinero); y tampoco sirve, como decía Gregorio, si el subyacente está demasiado caro, también por el riesgo de asignación (en este caso, de comprar acciones a un precio desorbitado). Como Iberdrola es la única empresa de las que veo aptas para el largo plazo y con liquidez en MEFF que no tenía aún en cartera, me parece asumible quedarme eventualmente con acciones suyas, siempre compradas a un precio razonable.

Saludos.