Libro Psicología para ganar dinero y tranquilidad con la Bolsa de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Libro Educación financiera avanzada partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)

Libro Cómo invertir en Bolsa a largo plazo partiendo de cero de Gregorio Hernández Jiménez (invertirenbolsa.info)


Si vives en EEUU o Latinomérica

compra aquí

 

Inversiones alternativas

Invertir en oro

Creo que no es recomendable la inversión en oro.

La compra de oro físico tiene los siguientes problemas:


  • Es problemático de mantener (ocupa sitio, puede ser robado, las cajas fuertes de los bancos tienen un coste periódico, etc.)

  • Las materias primas , entre las que se incluye el oro, tienen muchas oscilaciones pero no son una buena inversión a largo plazo . Si se aprovechan los movimientos al alza o a la baja se puede ganar mucho dinero pero no me parece buena idea comprarlas y olvidarse de ellas durante 10 ó 20 años.
Cuando en los medios de comunicación aparecen noticias en las que informan de que el oro ha marcado el precio más alto de los últimos 25 años (por ejemplo) puede tenerse la sensación de que el oro ha subido mucho, pero hay que darse cuenta de que ese mismo dato indica que hace 25 años el oro tenía el mismo precio que en la actualidad. Y como además hay que tener en cuenta la inflación, el inversor que comprase oro hace 25 años y lo hubiera mantenido habría perdido la mayor parte del valor real de su inversión, sufriendo una gran transtorno en su poder adquisitivo . Por establecer una comparación, cuando acciones sólidas, como por ejemplo el Banco de Santander, marcan máximos históricos no es el precio más alto de los últimos 20 ó 30 años, sino el precio más alto desde que empezaron a cotizar, hace 50, 100 ó 150 años. La rentabilidad de la Bolsa a largo plazo es claramente superior a la del oro.
Las principales formas de invertir en oro son:

  • "Monedas oro inversión" , como por ejemplo el Krugerrand sudafricano. Hay una gran variedad de monedas de este tipo acuñadas por una gran cantidad de países. Son monedas acuñadas oficialmente y su cotización está directamente ligada a la del oro , ya que no tienen ningún valor numismático . Su valor lo da la cantidad de oro que contienen. Su ventaja es que representan una forma estándar de oro físico y por eso son aceptadas en cualquier parte del mundo y su compra / venta resulta más ágil que la de los lingotes debido a que todo el mundo conoce la cantidad (y pureza) exacta de oro de cada moneda, sin necesidad de realizar un análisis pericial como en el caso de los lingotes. Hay muchos comercios en todo el mundo que publican diariamente las listas de los precios a los que están dispuestos a comprar y vender estas monedas. Existen diferencias de precios entre dichos comercios, por lo que antes de hacer una operación convendría comparar varios de ellos para elegir el que ofrezca el precio más favorable. La compra de estas monedas está exenta de IVA. Puede obtener más información sobre este tipo de monedas en las siguientes direcciones:

    www.goldamericaneagle.com
    www.usagold.com

  • Certificados de depósito: El comprador de certificados de depósito sobre el oro es dueño de oro físico pero lo que tiene en su poder es un certificado de papel o electrónico. Esto abarata los costes de transporte y mantenimiento y reduce los riesgos de robo , etc. El oro puede estar depositado en algún banco en Londres o Nueva York y no se mueve con cada operación de compra/venta que se realice. Este tipo de operaciones pueden realizarse a través de bancos de inversión. Hay que pagar unas comisiones anuales por el mantenimiento, custodia, etc..

  • Futuros sobre el oro: Una de sus ventajas es que el diferencial entre compra y venta es mínimo. El precio de compra es el precio al podemos comprar el oro en el mercado y el precio de venta es el precio al que podemos vender el oro en el mercado en ese mismo instante. El precio al que podemos comprar es ligeramente superior al precio al que podemos vender. Cuánto más pequeña sea esa diferencia mejor. Este instrumento lo suelen utilizar los traders a corto plazo . Es complicado de utilizar y hay que estar muy pendiente de fechas de vencimiento, ejercicios, etc. Aunque no se utilice apalancamiento no se puede comprar un futuro y olvidarse de él porque tienen una fecha de vencimiento, pueden exigirnos la entrega o recepción del oro físico que representa el contrato de futuro, etc.

  • Fondos de inversión que invierten en acciones de compañías mineras: Creo que esta es la mejor opción para un inversor particular con mucha diferencia. Aún así hay que elegir muy bien el momento de entrar y salir. No es una inversión fácil porque este tipo de compañías son cíclicas y tienen una gran volatilidad en sus resultados y en su cotización. Este tipo de fondos es bastante más arriegado que un fondo de inversión que invierta en el IBEX 35 o el Eurostoxx 50, por ejemplo. También hay que tener en cuenta que en estos fondos existe el riesgo divisa (que puede evolucionar a nuestro favor o en nuestra contra) ya que este tipo de compañías suelen ser de países como USA, Australia, Canadá, Sudáfrica, etc. En períodos alcistas del oro este tipo de fondos suele tener una rentabilidad superior a la del propio metal.

  • ETF's : Es una de las mejores formas de invertir directamente en oro. Sobre los futuros tiene la ventaja de que los ETF's no tienen vencimiento, por lo que pueden mantenerse indefinidamente como cualquier acción o fondo de inversión. Sobre la compra de oro físico tiene la ventaja de la seguridad porque se evita el peligro de robo. La desventaja es que en los ETF's hay que pagar una comisión anual, ya incluída en la cotización del ETF. Esta comisión puede rondar el 0,5% anual, superior a la comisión que se paga por mantener una cartera de acciones, por ejemplo, pero posiblemente inferior al coste que tendrá que afrontar un pequeño inversor que compre oro físico y quiera guardarlo con seguridad real. Además la facilidad de comprar un ETF es muy superior a la de comprar oro físico, ya que el ETF se compra igual que cualquier acción o fondo de inversión, desde cualquier sitio, a cualquier hora, etc. Los ETF's son similares a los certificados de depósito, pero más ágiles y accesibles.

  • Monedas antigüas de oro: El valor de las monedas antigüas es la suma de 2 valores; el valor del metal que contienen y el valor numismático. Las moendas de alta calidad tienen un gran porcentaje de valor numismático, lo que las hace poco adecuadas para la persona que quiera invertir directamente en oro. Por ejemplo, si una moneda con un cantidad de oro equivalente a 100 euros tiene un valor total de 1.000 euros su valor numismático es de 900 euros. El 90% de la inversión se está realizando en numismática y solamente el 10% se está invirtiendo en oro, por lo que el valor de la moneda en el futuro dependerá mucho más del mercado numismático que del mercado del oro. Pero existen monedas antigüas de oro de calidad baja cuyo valor total es prácticamente el valor del oro que contienen. Es decir, su valor numismático es 0 en algunos casos. En esta situación cuesta lo mismo comprar X monedas de oro que pesen en total 500 gramos, por ejemplo, que comprar un lingote de oro de 500 gramos. La diferencia es que el lingote nunca va a valer más de lo que vale el oro que contiene y sin embargo con las monedas existe una pequeña posibilidad de que en el futuro y por cualquier razón (modas, especulación, etc.) su valor numismático sea superior a 0, con lo que la rentabilidad será superior a la del lingote. La posibilidad de que esto suceda es pequeña porque al fin y al cabo si en 100 ó 200 años no han adquirido valor numismático lo más probable es que no lo adquieran en el futuro. Pero comprando algo, lo que sea, por 0 euros (valor numismático de estas monedas) no se puede perder dinero, aunque quizá tampoco se gane. Comprar monedas de oro inversión como el Krugerrand es más fácil porque tienen una cotización oficial y este tipo de moendas antigüas hay que buscarlas, calcular su valor en oro, etc., pero a cambio está la posibilidad de que algun día su valor numismático pueda ser superior a 0.

Cómo funcionan las estafas piramidales

Una estafa piramidal es aquella en la que no existe una actividad o inversión real que la sustente, sino que los “beneficios” de unos “inversores” se pagan directamente con el dinero que “invierten” otros “inversores”.
Es decir, con el dinero de los últimos que entran en el sistema pagan a los primeros que entraron en dicho sistema. Estas empresas no invierten el dinero en las inversiones que dicen hacerlo, simplemente se dedican a dar el dinero de los nuevos a los antigüos “inversores”, quedándose con una parte.
Inicialmente el sistema funciona porque al principio entra poca gente y eso hace que haya más “inversores” nuevos que antigüos, lo que permite que con el dinero de muchos (los nuevos) puedan pagar a unos pocos (los antigüos) el dinero que pusieron más los “beneficios” prometidos. Pero a medida que va creciendo el sistema se acerca su final, ya que llega un momento en el que ya les resulta muy difícil engañar a gente nueva y eso hace que los nuevos no sean “muchos” sino “pocos” en comparación con la gente que tiene que empezar a cobrar en el futuro cercano. Llegado ese momento crítico las personas que montaron el sistema desaparecen para siempre con todo el dinero que esté en esos momentos en su poder y ya nadie más cobra lo prometido.
Algunas características útiles para identificar una estafa piramidal son:

  • Absolutamente siempre hay gente que cobra lo prometido. Este punto es muy importante porque mucha gente cree que la prueba de no estar ante una estafa es que conocen a alguien que ha cobrado. Si nadie cobrase los estafadores se llevarían poco dinero, sólo el de los primeros que entrasen al sistema. La mejor forma de agrandar la burbuja es pagar lo prometido a los primeros, que se encargarán de contarle a todos sus conocidos la forma tan fácil que han encontrado de ganar grandes cantidades de dinero sin hacer nada. De esa forma la burbuja crece a gran velocidad y aumenta de forma exponencial la cantidad de gente que entrega su dinero a los estafadores. Para los estafadores es muy rentable pagar a los primeros, aumentar la burbuja a la mayor velocidad posible y desaparecer con el dinero de muchos, ya que consiguen hacerse con cantidades muy superiores a las que conseguirían si no pagaran a nadie.

  • Ofrecen una rentabilidades altísimas, que suponen un gran atractivo a la gente. Si el Banco Santander paga un 5% por sus depósitos poca gente le va a dar el dinero a un desconocido para ganar un 6%, ya que el riesgo no merece la pena. Pero si lo que se ofrece es un 30% mucha gente empieza a echar cuentas de lo que podría ganar sin ningún esfuerzo y cae en la trampa.

  • Ofrecen rentabilidades seguras: Las rentabilidades altas se pueden conseguir operando en el mercado de divisas, acciones, petróleo, etc. pero nunca se pueden garantizar. Hay inversores o traders muy buenos que pueden ganar un 20%-30%, incluso más, al año, pero ninguno le garantizará que lo va a hacer. Estos traders trabajan para bancos de inversión o fondos de inversión legalmente establecidos a los que se puede acceder a través de bancos o sociedades de valores. Aquellos inversores que quieren confiar en ellos invierten en dichos fondos esperando obtener una alta rentabilidad, pero sin una garatía expresa de que la van a obtener.

  • Ofrecen un porcentaje del dinero que metan en el sistema aquellos conocidos o amigos a los que consigan convencer las personas que ya están dentro del sistema. Esto también es muy importante. Con eso consiguen varias cosas a cambio de un pequeño coste. Por un lado las personas que ya están en el sistema agobiarán constantemente a todos sus conocidos y amigos para aumentar aún más sus ganancias y aumentar la burbuja con mayor velocidad. Por otro lado es más fácil que la gente pique, ya que mucha gente puede hacer caso al consejo de su familiar o amigo y entrar en la burbuja (especialmente si ese familiar o amigo ya ha cobrado, lo cual consideran prueba irrefutable de que están ante algo serio como he comentado antes), pero esas mismas personas no picarían si la “inversión” se la ofreciera un desconocido en mitad de la calle.

  • Todo funciona “normalmente” (tal y como se había prometido) hasta el día que los creadores de la burbuja desaparecen y el sistema deja de funcionar por completo. Estos sistemas no se deterioran poco a poco ni dan tiempo de salir mostrando señales de que algo empieza a ir mal. En el momento en el que algún integrante de la burbuja deja de recibir el primer pago los creadores del sistema ya han desaparecido y nadie más volverá a cobrar ninguna cantidad. El sistema ha estallado y ya no hay ninguna posibilidad de recuperar el dinero, salvo denunciar a la policía y esperar que el procedimiento judicial consiga tener éxito.
Es evidente que nunca hay que caer en una estafa de este tipo, aunque como curiosidad hay que citar que en la mayoría de los países hay una estafa piramidal en la que tiene que participar todo el mundo si no quiere acabar siendo embargado y multado por el Estado; las pensiones de la Seguridad Social.

Cómo evitar ser estafado con los programas de inversión en bienes tangibles

La inversión en bienes tangibles puede ofrecer rentabilidades altas para aquellos que tengan mucha experiencia en ella, pero es complicadísima para los que no tengan conocimientos en la materia.
Existen empresas que facilitan la inversión en este tipo de bienes a todo aquel que no tenga conocimientos sobre el tema. El problema surge cuando estas empresas encubren una estafa piramidal tras la fachada de los bienes tangibles. En estos casos los bienes tangibles que venden a sus clientes tienen un valor muy inferior al que les asigna la empresa en cuestión.
La verdadera inversión en bienes tangibles es complicada y requiere mucho tiempo. En primer lugar hay que tener muchos conocimientos (técnicos, históricos, etc.) de aquello en que se quiere invertir; sellos, grababados, esculturas, pintura, etc. Después hay que analizar muy cuidadosamente el estado de cada pieza y su autenticidad. Para ello hay que estudiar y ver una gran cantidad de piezas ofrecidas por una gran cantidad de vendedores, la mayoría de las cuales se rechazarán por un motivo u otro. Por último hay que llevar un seguimiento constante de ese mercado en cuestión y de la evolución de sus precios.
Algunas empresas facilitan enormemente todo este proceso para que cualquiera pueda invertir en bienes tangibles. La empresa se encarga de cobrar el dinero al cliente, a través de cuotas mensuales o en un único pago, la empresa se encarga de seleccionar las piezas, la empresa se encarga de establecer el precio de compra, la empresa se encarga de establecer el precio de venta en el momento de la desinversión, la empresa se encarga de vender las piezas, etc. Es decir, la empresa se encarga de todo y el inversor no se encarga de nada. Para el inversor es muy cómodo pero si la empresa falla en su cometido el inversor se puede enfrentar a un gran problema.
Este tipo de empresas suelen ofrecer una rentabilidad atractiva y mucha gente decide confiar en la empresa e invertir, a pesar de no tener conocimientos sobre el tema. ¿Cómo saber si es una buena inversión o una estafa piramidal?.
En primer lugar hay que cumplir una regla básica válida para cualquier inversión; no invertir en aquello que no se conozca. Tampoco es imprescindible ser un gran experto para invertir, ya que se puede contar con el asesoramiento de profesionales, pero aunque el inversor sea asesorado debe tener algunos conocimientos de aquello en lo que invierte. No se puede invertir totalmente a ciegas. Una cosa es que el inversor no lleve todo el peso de las decisiones sin ninguna ayuda y otra que no sepa si lo que le están vendiendo vale 1 ó 100. Cuando alguna estafa piramidal relacionada con bienes tangibles sale a la luz algunos medios de comunicación encuentran extraño no encontrar ningún experto en la materia entre los estafados. Por ejemplo, en las estafas relacionadas con sellos no encuentran ningún afectado que sea filatélico o coleccionista de sellos. La explicación es sencilla, los expertos o aficionados serios al tema reconocen este tipo de estafas inmediatamente y por tanto no caen en ellas. Si se quiere invertir en sellos primero hay que estudiar el mercado de los sellos y si se quiere invertir en pintura primero hay que estudiar el mercado de la pintura, de la misma forma que antes de invertir en Bolsa hay que aprender a hacerlo.
Hay una forma muy rápida de detectar si se está ante una estafa o no y que puede ser utilizada por cualquier persona, incluso por aquellos que no tengan ni el más mínimo conocimiento sobre el tema. Este tipo de empresas se encargan de 2 puntos absolutamente cruciales en toda inversión; la fijación de los precios de compra y venta. La empresa establece de forma unilateral el precio al que deberá comprar el inversor y también el precio al que deberá vender cuando quiera salir. Suelen promocionarlo como una gran ventaja por la liquidez que supone para el inversor, pero esta falta de transparencia deber ser estudiada y analizada. Hay que huir de aquellos mercados en los que los precios los marque un operador dominante. En el caso de la Bolsa hay millones de compradores y vendedores que interactúan constantemente. Nadie establece el precio, sino que dicho precio es el resultado de la acción de millones de personas. Esto es importantísimo. El Banco Santander, por ejemplo, no establece el precio al que se tienen que comprar y vender sus acciones.
Pero si no se tienen conocimientos sobre el tema, ¿cómo saber si los precios que marca la empresa son justos o suponen una estafa?. Acudiendo a las casas de subastas , tanto físicas como por internet. Lo más parecido al mercado bursátil que existe en el mundo de los bienes tangibles son las casas de subastas. En ellas encontrará la mayor cantidad de compradores y vendedores y la mayor transparencia posible en estos mercados, por lo que será donde encuentre los precios más fiables.
En el mundo de los bienes tangibles encontrará precios radicalmente distintos para piezas similares dependiendo de quién sea el vendedor o en qué lugar se vendan. El precio más fiable lo encontrará en las casas de subastas con muchísima diferencia. Para obtener esta información no hay que tener ningún conocimiento, simplemente consultar los catálogos por internet o acudir a las propias salas y solicitar que le den un precio de salida orientativo de forma gratuita. Puede visitar varias salas de subastas, ya que no todas le darán el mismo precio, y hacer una media de todas ellas. Con esta sencilla acción evitará ser estafado.
Incluso debe plantearse una situación que se le puede presentar sin que la empresa que le propone invertir en bienes tangibles le esté estafando. Suponga que usted invierte hoy y espera vender sus bienes tangibles a la propia empresa en el futuro, que se los recomprará al precio que dicha empresa establezca. Suponga que todo es correcto y la empresa es seria, la inversión es buena y no le están estafando. Pero imagine que a los pocos años la empresa quiebra y desaparece, por lo que le entregará sus bienes tangibles pero ya no se los recomprará en el futuro. Si usted quiere venderlos deberá encontrar un comprador por su cuenta y negociar un precio, lo cual es muy difícil si no se es un gran experto en bienes tangibles. ¿Cómo podría vender sus bienes tangibles a un precio justo?. La forma más sencilla y eficaz que existe es acudir a las casas de subastas con una diferencia enorme sobre cualquier otra opción. Por tanto, si quiere que su inversión sea rentable tiene que tener en cuenta la posibilidad de que tenga que comprar al precio que marque la empresa de bienes tangibles y vender al que se establezca en el mercado de las subastas.
Cuando se invierte en bienes tangibles se supone que se está comprando algo de valor y que por tanto se podrá vender en el futuro a otros inversores o coleccionistas. Si aquello que compra sólo se lo puede vender a la misma empresa a la que previamente usted se lo había comprado muy probablemente no tenga el valor que se supone que tiene.
Creo que las salas de subastas serias (físicas o virtuales) son una referencia imprescindible para todo aquél que quiera comprar bienes tangibles por su transparencia, y en la gran mayoría de los casos el mejor sitio para adquirir y vender este tipo de bienes.

Últimos comentarios

Invitado - Emilio Pruna González
Hola Sócrates, soy Quinto en el foro y te escribo para solicitar tu ayuda con mi hoja de Google Shee...
Invitado - Edward
Hola, actualmente operó en forex únicamente pero quiero diversificar la cartera y aprender un poco m...
Invitado - Lucia
Han visitado programas de televisión, radios, cuentam con famosos inversores y tienen más equipos de...
Invitado - Lucia
Hola. Como están?
Mi suegra ha invertido en la empresa Generación Zoe. Es integrante de dicha entid...
Hola Diego, y muchas gracias.

El problema son las comisiones, eso es. Piensa que la programación ...
Back to top